La creciente demanda de cuidadores de adulto mayor en Chile


La creciente demanda de cuidadores de adulto mayor en Chile

La tercera edad es una etapa de la vida humana en donde quienes tienen 60 años o más reducen paulatinamente su actividad laboral, para dedicarse a descansar o aprovechar su tiempo libre. Sin embargo, con la llegada de esta fase, se experimentan una serie de cambios físicos y emocionales que modifican la forma en que las personas se relacionan con su entorno.

 

A medida que un anciano va cumpliendo años, ciertas funciones físicas se van debilitando y habilidades como la movilidad, autonomía y memoria sufren un evidente deterioro. Por lo anterior, este segmento de la población comienza a necesitar de cuidadoras de adulto mayor para que los asistan en diversas tareas, pero siempre haciéndolos sentir importantes.

 

Considerando que este segmento de la población va en aumento, el campo laboral para cuidar de la tercera edad se ha ampliado con el correr de los años, generando nuevas oportunidades laborales para las asesoras del hogar o personas especializadas en esta tarea.

 

 

Chile y la tercera edad

 

En lo que a cifras se refiere, Chile es uno de los países que envejece más rápido a nivel mundial y se estima que para el 2041 el 21 % de los chilenos se encontrará en la tercera edad. Por este motivo, la demanda de cuidadoras de adulto mayor se encuentra en constante aumento, especialmente al considerar que los familiares ya no están en casa para hacerse cargo de las necesidades de los ancianos o no cuentan con las habilidades suficientes para ello.

 

En relación a lo anterior, el empleo enfocado en el cuidado del adulto mayor tiene proyecciones de crecimiento. Sin embargo, se debe contar con una serie de características especiales para desempeñar dicha tarea.

 

 

Vejez: perfil de las cuidadoras de adulto mayor

 

Para cuidar de un anciano se requiere de ciertas habilidades, como las mencionadas a continuación:

  • Paciencia
  • Fuerza emocional y física
  • Manejo asertivo de las emociones
  • Poder de convencimiento
  • Tolerancia a la frustración
  • Dedicación
  • Amabilidad y empatía
  • Vocación de servicio
  • Capacidad para escuchar
  • Habilidades para la conversación
  • Disponibilidad de tiempo
  • Saber cómo hacerse respetar (sin ser hiriente o gritar demasiado)

 

Además, si una persona quiere dedicarse a cuidar adultos mayores, también es valorado por los empleadores que cuente con cursos de primeros auxilios o cualquier disciplina médica que pueda ser de ayuda para asistir a un anciano.

 

 

Tercera edad: cuidado del adulto mayor

 

Cuando se llega a la tercera edad, es necesario tanto el auto-cuidado como la preocupación de quienes rodean a la persona. Por este motivo, hay una serie de precauciones que se deben tener presentes para que a partir de la sexta década se viva de manera saludable. La alimentación, actividad física, estimulación mental, compañía e instancias de diversión serán fundamentales para que un anciano pase esta etapa en plenitud.

 

Por supuesto, si el cuidado del adulto mayor está en manos de una persona con experiencia, su calidad de vida aumentará considerablemente.

Aunque el cuidado de ancianos parezca una tarea simple, lo cierto es que quienes trabajen en ese rubro deben tener claridad respecto a lo que esta labor implica. La dedicación, la constancia y la paciencia son habilidades básicas con las cuales se debe contar para hacerse cargo de un adulto mayor.

 


Un Comentario

  1. Mercedes maritza manvilla tovar dice:

    Buen dia me gusta todas las espectativas que muestran sobre el cuidado del adulto mayor..ya que es de cuidado evaluar primero a la persona que puedan contratar..especialmente que tenga servicio de vocacion…mi persona estara agradecida..si paso esta etapa de evaluacion..yo estudie enfermeria en Peru.gracias y bendiciones.😃

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *